Principales aplicaciones IOT en las empresas

Principales aplicaciones IOT en las empresas

Desde usos cotidianos hasta aplicaciones industriales a gran escala, el IoT se está expandiendo a una velocidad incesante. Junto con la Inteligencia Artificial son dos de las tecnologías más disruptivas de la década.

Nuestro coche, teléfono, GPS,… están todos conectados entre sí y a Internet. El Internet de las cosas, en términos simples, conecta todo dispositivo que sea capaz de mantener una conexión a la red. Con lo que es obvio intuir porque empresas de todo el mundo están interesadas en esta tecnología.

Veamos algunas de las aplicaciones más importantes que el IoT ha traído a las empresas.

Reducción de los costos de mantenimiento

Los costos de mantenimiento y la gestión de inventario son preocupaciones muy importantes dentro de las empresas industriales. En nuestro artículo sobre el internet de las cosas aplicado a la empresa industrial, explicamos muchas de las ventajas que se podían aplicar a las empresas industriales, entre ellas estaba una notoria mejoría en los procesos de mantenimiento gracias al IoT.

Mediante sensores podremos monitorizar el estado de nuestra maquinaria y prevenir averías antes de que ocurran, así como controlar muchas funciones de forma remota.

Mejoras en el servicio al cliente

El IoT puede mejorar la experiencia y la satisfacción del cliente al tiempo que facilita los esfuerzos de los proveedores con un costo y recursos mínimos. Una de las aplicaciones más fácilmente observables es la facilidad para hacer el seguimiento de nuestros pedidos en tiempo real. Esto es útil tanto para particulares que compran por internet como para una empresa que hace grandes pedidos a sus proveedores.

En el caso del seguimiento de envíos a particulares, no solo servirá para reforzar la seguridad del cliente en nosotros, al ver el estado y recorrido de su pedido en todo momento, si no que nos servirá también para optimizar el recorrido in situ. Por ejemplo, si un cliente es capaz de ver que su pedido está cerca y no le es posible recogerlo, puede posponer la entrega inmediatamente y el sistema calculará automáticamente una nueva ruta para seguir entregando sus pedidos a nuevos clientes.

En el futuro los envíos podrán serán realizados mediante vehículos autónomos o drones, y es imprescindible que estos aparatos estén constantemente conectados a la red.

Agilización de la logística

El caso del control de los envíos para particulares puede aplicarse para la logística interna de nuestra empresa. Podemos controlar los procesos y movimientos de materias primas y productos de forma constante, incluso podríamos tener un método de control de inventario en los almacenes en los que sepamos en cada momento qué materiales tenemos y cuales necesitamos, y que varias fábricas coordinen automáticamente el envío y recepción de materiales y productos.

Gracias al IoT tendremos una cadena de suministro extremadamente eficiente, que podría incluso prescindir de gran parte de intervención humana.

Mejoras en la accesibilidad y seguridad

Tanto para empresas como para cualquier tipo de usuario, la interconexión de dispositivos es la ventaja más importante del IoT. Podremos diseñar aplicaciones que envíen información meteorológica a nuestras bombillas inteligentes, que se enciendan automáticamente cuando la luz natural se vaya, o cerrar automáticamente la puerta de nuestra fábrica cuando se haya ido el último trabajador.

Esto no solo es más cómodo, sino que permitirá a nuestros empleados dedicar su tiempo a las tareas importantes en lugar de a las triviales, incluso podremos incorporar mejoras a la accesibilidad con la que empleados o clientes con ciertas carencias o invalidez puedan realizar funciones que antes no podían. Por ejemplo, si ocurriera una emergencia en el lugar de trabajo y un trabajador sordo no escucha la alarma, podría recibir una vibración en su móvil, conectado a la misma red de la alarma.

De hecho ya existen prototipos funcionales en los que los dispositivos móviles se conectan automáticamente a redes de emergencia si detectan anomalías, como una aceleración excesiva que podría indicar una caída a gran altura, lo que mejoraría la seguridad en nuestra empresa, reduciendo el impacto de los accidentes de trabajo.