Cómo se plantea el futuro del IoT en 2021

IoT en 2021

Cómo se desarrollará el IoT en 2021

Como está sucediendo en la mayor parte de sectores tecnológicos, el mercado del Internet de las cosas (IoT) ha sufrido un descenso en 2020 a causa de los efectos de la pandemia. Aun así, los expertos son optimistas, y pronostican que en 2021 el mercado volverá a crecer, con previsiones de que los ingresos de la industria disfrutarán de una tasa de crecimiento positiva entre 2020 y 2024. Las industrias de la salud, los seguros y la educación proporcionarán las mayores ganancias en el mercado del Internet de las Cosas, junto con el mercado de consumo masivo debido a la tendencia hacia las nuevas tecnologías debido al punto muerto en el que nos hemos encontrado por el confinamiento.

Los países más relevantes en cuanto a Internet de las Cosas son China, Estados Unidos y algunos países de Europa Occidental, estas tres regiones representan aproximadamente tres cuartas partes del gasto mundial en IoT que se prevé se producirá en el periodo comprendido entre 2020 y 2024. Además, estos países generan una gran cantidad de ingresos gracias a empresas que conjuntamente son significativas en el Internet de las Cosas, lo que las convierte en las regiones más importantes de todo el mercado mundial. IDC China señaló que la epidemia de COVID-19 ha causado una interrupción significativa en el mercado de Internet de las Cosas de China, especialmente en los sectores de la cadena de suministro, la fabricación y la distribución, lo que ha provocado retrasos, aunque se espera una reducción significativa del costo de Internet de las Cosas en todas las industrias y casos de uso para principios de 2021. El mercado chino prevé una recuperación en los años venideros, ya que las empresas comprenden el papel vital del Internet de las Cosas en asuntos tan importantes hoy en día como la prevención y control de epidemias, además de las capacidades del IoT para suavizar interrupciones de mercado.

La diversidad en la conectividad

La gran variedad de opciones de conectividad que hay disponibles para el establecimiento de redes de dispositivos de Internet de las cosas está, en cierta medida, dificultando el avance del sector. Hay muchas opciones de conectividad para este tipo de dispositivos, en función de los dispositivos y sistemas las empresas elegirán entre unas opciones u otras: opciones de bajo consumo, Bluetooth, variedades del 5G, WiFi e incluso satélite.

Este panorama de conexión IoT ralentizará la adopción de 5G y WiFi, provocando que algunas de las inversiones empresariales que necesitan dirigirse a estas tecnologías pasen a opciones satelitales y otras opciones de bajo consumo, que pueden resultar más interesantes según sus necesidades con la creciente prevalencia de la conectividad básica, especialmente en áreas como el mantenimiento predictivo y el negocio como servicio.

El papel de Europa en el IoT

El gasto en IoT en el mercado de comercio minorista va a aumentar entre 2020 y 2025, se espera que al finalizar este periodo el volumen de negocio relacionado con el IoT sea de más del doble respecto a 2020. El comercio minorista europeo va a ser fundamental para la popularización de esta tecnología en el próximo lustro, y las conexiones activas aumentarán. La clave de este crecimiento son los servicios, que resuelven necesidades de intercambio, transferencia de datos y mejoran la experiencia del cliente.

Otro sector que verá un gran aumento en las aplicaciones IoT y sus beneficios será el mercado de IoT Industrial. Los factores que impulsan el uso de la tecnología IoT en el sector industrial son los avances técnicos en dispositivos electrónicos y semiconductores, el mayor uso de plataformas en la nube, la estandarización de IPv5 y el soporte que los países aportan a las actividades I + D + i vinculadas al IoT industrial. Además de Alemania y Reino Unido en Europa, otros países como China, Estados Unidos o India, han animado a sus empresas a invertir en la adopción de este tipo de soluciones. El vertical de fabricación es el más avanzado en el uso de esta tecnología, pero puede que el mayor crecimiento de la demanda durante el periodo de pronóstico, se produzca en el sector agrícola.

El futuro del IOT y los objetos conectados

Ni siquiera expertos y analistas en esta materia se ponen de acuerdo sobre la cantidad de objetos conectados actualmente y los que habrá en 2025, pero no es arriesgado predecir que los proyectos de startups en IoT captarán un mayor interés de los inversores en el corto plazo. De hecho se estima que en 2021 la inversión en innovación que involucre Internet de las Cosas podría superar el billón de euros.

Al seguir navegando el sitio, aceptas el uso de cookies. Política de Cookies

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para brindarle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de las cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar